UN HOMBRE DE LUZ

Hay personas que nunca deberían irse, que nunca deberían dejarnos, que nos recuerdan lo importante que es dejar este mundo, al menos un poquito mejor…. Una de esas personas es José Luis Garayoa. De sonrisa amplia, palabra pausada, compromiso inmenso y valor hasta el extremo… Una de esas personas que fueron y serán siempre luz…

En Splora nos gusta la humildad, la constancia, el compromiso… mancharnos las manos con la vida, arremangarnos y arrimar hombros… aprendimos de personas como tú. En los últimos tiempos, desde la distancia, no dejabas de revolvernos con tu testimonio y tu trabajo allí donde nadie querría estar, y donde tú eras feliz… Tu ejemplo nos anima a levantarnos cada día y pensar que un mundo mejor siempre es posible. Nos has dejado para buscar nuevos rastros… Abrir caminos para que otros lo transiten es una actitud ante la vida y en eso, Garayoa siempre fue pastor, aventurero, misionero y constructor de la humanidad.


Te echaremos de menos y estaremos atentos a las estrellas, para encontrarte cerca de la Cruz del Sur

Que la tierra te acoja como mereces. Buena caza y largas lunas.


#GraciasGarayoa

 


Henar Sayalero
Presidenta Patronato
Fundación Splora

 

Créditos imagen: Blog José Luis Garayoa