Caña a La Procesionaria

Un resumen de la jornada de voluntariado ambiental del proyecto “Oruwar. ¡Aves y quirópteros al ataque!” organizada por Fundación Splora y Fundación Caja de Burgos – Fundación la Caixa.

El pasado sábado, 29 de octubre, llevamos a cabo en las instalaciones de Zona Joven Pinar – Spacio 3.14 la jornada de voluntariado ambiental que, como se está convirtiendo en tradición, celebramos con el apoyo de Fundación Caja de Burgos – Fundación la Caixa.

Hemos vuelto a poner la vista en el Pinar de Antequera, pulmón verde de Valladolid y, casi siempre, centro de operaciones de Fundación Splora. En esta ocasión nos hemos fijado en una problemática importante tanto para este pinar, y muchos otros, y las personas que la visitamos e, incluso en mayor medida, los perros que pasean por este entorno privilegiado: la Procesionaria del Pino.

Oruwar. ¡Aves y quirópteros al ataque!

No somos muy de usar un lenguaje bélico, pero nos hemos permitido la licencia de hacerlo para este proyecto. Queremos hacerle la guerra a la Procesionaria y, en la medida de lo posible, combatirla.

Para esta “guerra” nos proponemos unir fuerzas con sus depredadores naturales, aves y quirópteros (murciélagos), además de con un buen puñado de voluntarios y voluntarias… y es que hay una legión de fauna (animal y humana) dispuesta a todo para acabar con la peligrosa Procesionaria.

Además queremos evitar los productos químicos y otros procedimientos que, además de a la Procesionaria, afectan negativamente a otras especies y al ecosistema en general.

La jornada

Nos reunimos a las diez de la mañana un grupo de unas 35 personas desde los cuatro hasta los… ¡qué más da la edad, lo importante son las ganas!

En primer lugar tuvimos una charla introductoria sobre La Procesionaria por parte de nuestro compañero Chuchi que, ayudado por nuestra compañera Celia, nos explicó un montón de cosas interesantes del “bichejo” en cuestión, las diferentes fases de su desarrollo y cómo actuar en cada momento.

Una vez conocido el “enemigo”, había que conocer a nuestros aliados, para ello contamos con Jesús, de Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid – Acenva  que nos habló de las especies de aves que en el Pinar de Antequera se pueden alimentar de larvas y orugas y también nos introdujo en el desconocido mundo de los quirópteros, los murciélagos, que en muchas ocasiones, por desconocimiento tomamos como perjudiciales para los humanos y nuestros intereses.

Además, y para que no se nos olvide nada, nuestra compañera Laura nos ha hecho un folleto muy chulo y sencillo sobre estos temas.

Tras conocer a nuestra “enemiga” y a los “aliados”, preparamos nuestras armas. En esta época del año, lo suyo es ayudar a aves y murciélagos, pues aún no podemos atacar a la Procesionaria directamente (no olvidéis que no queremos usar insecticidas ni otros químicos). Para esta parte, hemos construido cajas nido adecuadas para diferentes especies de aves que se alimentan de insectos… y como somos apasionados del reciclaje y de la economía circular, hemos dado una segunda vida a unos palets que encontramos y con sus tablas, puntas, algún tornillo y herramientas básicas nos hemos puesto manos a la obra.

Una vez terminadas nuestras cajas, nos fuimos dando un paseo a colocarlas en la zona de la Senda de La Legua, sobre la que trabajamos hace dos años, en la que La Procesionaria campa a sus anchas. Ya están colocadas y esperando a sus primeras moradoras.

Más tarde nos reunimos a comer juntos en Zona Joven Pinar, sin saltarnos un pequeño aperitivo donde intercambiamos experiencias, ideas y futuros planes… porque, amigos y amigas, esta “guerra” apenas acaba de empezar.

Estad atentos a nuestras redes sociales y/o a nuestra newsletter para futuras quedadas, nos gustaría seguir construyendo refugios y aprendiendo cosas para hacer de el Pinar de Antequera un entorno “Libre de Procesionaria”

¡Hasta pronto!

Actividad organizada con la ayuda de: